SOBRE MONARQUÍA, una información en “República de las ideas”

Elkarrekin Podemos-IU ha registrado una iniciativa en el Parlamento Vasco con el fin de instar a las Cortes Generales a iniciar un proceso de reforma constitucional que desemboque en «un referéndum sobre la continuación de la Monarquía en España o el establecimiento de una República». La fecha no es casualidad, ya que coincide con el cumpleaños del rey emérito, Juan Carlos I, que se encuentra actualmente residiendo en Abu Dabi.

En la justificación de esta proposición no de ley, la coalición progresista recuerda que el 23 de julio de 1969, «el dictador Francisco Franco nombró a Juan Carlos de Borbón su sucesor como jefe del Estado». E-Podemos-IU señala que este nombramiento se hizo «según la legalidad franquista», en concreto de acuerdo a lo recogido en el artículo primero de la Ley 62/1969).

Dicho artículo establece que «al producirse la vacante en la Jefatura del Estado, se instaurará la Corona en la persona del Príncipe Don Juan Carlos de Borbón y Borbón, que la transmitirá según el orden regular de sucesión establecido en el artículo once de la Ley Fundamental de 26 de julio de 1947, modificado por la Ley Orgánica del Estado de 10 de enero de 1967».

La coalición recuerda que dos días después de la muerte de Franco, el 22 de noviembre de 1975, Juan Carlos de Borbón «era nombrado rey de España por parte de las Cortes franquistas». Este grupo añade que el juramento del anterior monarca en dicho acto fue el siguiente: «Juro por Dios y sobre los Santos Evangelios cumplir y hacer cumplir las leyes fundamentales del reino y guardar lealtad a los principios que informan el Movimiento Nacional».

E-Podemos-IU señala, asimismo, que el 6 de diciembre de 1978 se votó la Constitución española, y se promulgó el 27 de diciembre del mismo año. Según recuerda, en la Constitución «se señala que la forma política del Estado español es la monarquía parlamentaria, lo cual implica que el rey es el jefe del Estado».

«No podemos hablar de democracia plena mientras la jefatura del Estado sea resultado de la herencia sanguínea», asegura la portavoz del grupo, Miren Gorrotxategi.

Gorrotxategi asegura además que ya Adolfo Suárez reconoció en el año 1995 recibió múltiples peticiones de presidentes europeos para legitimar a través de un referéndum la monarquía parlamentaria instalada en España, algo que se rechazó dado los resultados de las encuestas que auguraban un rechazo a la forma de Gobierno y por ellos se incluyó entro de la Ley de Reforma Política, que sentaba las bases de la transición.

La cuestión formulada  a los ciudadanos fue escueta y general: dictadura o democracia, sin poder decidir detalles sobre la forma de gobierno del país.

La iniciativa no es nueva, ya en 2020 los parlamentarios vascos votaron una iniciativa que incluía el fin de la monarquía, aunque solo contó con los votos a favor de  Elkarrekin Podemos-IU y EH Bildu y con el rechazo de PNV, PSE-EE, PP+Cs y Vox.

La proposición de entonces abogaba por «el fin de la monarquía en el Estado español» y reclamaba «total transparencia sobre la huida del rey emérito», sobre el que el texto recordada que «está siendo investigado por delito de corrupción, evasión fiscal y blanqueo de capitales». La enmienda reclamaba, asimismo, «el esclarecimiento de estos supuestos delitos a través de las vías judiciales».

El portavoz parlamentario del PNV, subrayó que si Juan Carlos I «ha robado», debería hacer frente a sus «responsabilidades» y destacó que «los reyes de España no son nuestros reyes». «Los vascos no tenemos rey; ni el rey ni la reina, ni los hijos ni los padres; ni los anteriores ni los actuales», ha proclamado.te

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.