CORTES DE ELECTRICIDAD EN SU EMINENCIA

ACLARACIÓN DE VARIOS PUNTOS
======================

1. El Ayuntamiento está planteando que el ENCIERRO que se está llevando a cabo en el Centro Cívico de Su Eminencia, es una concesión «de gracia» por la ola de calor. Queremos dejar claro que no es así. La ocupación por parte del vecindario afectado por la falta de suministro eléctrico es una DECISIÓN COLECTIVA CON UN CARÁCTER DE PROTESTA, con independencia de que debido a la situación extrema se esté usando el espacio para refrigerarse. No obstante, el fin de la ocupación del espacio público es EJERCER EL DERECHO A LA PROTESTA PARA EXIGIR SOLUCIONES INMEDIATAS. Este encierro va a continuar mientras que la asamblea diaria permanente así lo decida, cuya intención declarada es hacerlo CUANDO LLEGUEN LOS GENERADORES. El simple anuncio de inicio de obras no nos garantiza absolutamente nada. Además estas obras no se conoce ni qué va a solucionar ni cuánto tardarían.

2. La Junta de Andalucía, a través de su Agencia Andaluza de la Energía, debe velar por que el suministro energético no falte en los hogares. De la misma forma que cuando hay sequías y falta el agua acuden camiones cisternas, en casos como este donde se repiten continuamente cortes en el suministro, hay que actuar inmediatamente. En este caso, es necesario paliar la situación con un plan de contingencia (que al parecer no está preparado) basado en la instalación de GENERADORES ELÉCTRICOS PROVISIONALES.

3. Hasta ahora la Junta ha callado. Muestra una actitud de desprecio a la gente común, a las familias trabajadoras de los barrios afectados. Denunciamos públicamente que esta connivencia con Endesa y esta neglicencia en cuanto a responsabilidades políticas, es un reflejo de para qué parte trabaja el Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla. En los momentos clave está claro que elige callar para intentar que el monopolio privado de las eléctricas no se vea obligado a hacer nada, y pueda acrecentar así sus márgenes de beneficio. Su pose de persona cercana queda aquí en evidencia. Es un hombre de los grandes negocios, y al lado de ellos y a su servicio está.

4. El Ayuntamiento está haciendo declaraciones en favor de las obras para las nuevos transformadores y puntualmente habla de generadores, cuya responsabilidad es de la Junta. Pero aquí un asunto del que no se habla: EL ALUMBRADO PÚBLICO. Este servicio está siendo afectado constantemente, poniendo en PELIGRO LA VIDA DE QUIEN PASA POR LAS CALLES DE LOS BARRRIOS DURANTE LAS HORAS DE LA NOCHE, como quedó patente recientemente. No son fallos puntuales, son reiterados y continúan.

5. Cuando un ciudadano aparca malamente o incumple alguna norma establecida, el Ayuntamiento no duda en aplicar las sanciones correspondientes. En el caso de Endesa nos preguntamos por qué no se ha procedido ya a denunciar en las instancias correspondientes las demandas por las graves consecuencias causadas por la interrupción del alumbrado público (inseguridad, accidentes, etc). ¿Por qué no se han activado las sanciones administrativas correspondientes por los graves incumplimientos en la calidad del servicio? ¿O no existen en este caso medidas de sanción? ¿O existen pero no se quieren aplicar por alguna razón? Si se hubieran aplicado o estuviera en curso, los ciudadanos tendrían derecho a conocer que sus intereses están siendo defendidos. Hasta ahora no ha trascendido nada y ante las preguntas directas a los responsables, obtenemos el SILENCIO, por lo que se entiende la situación… Decimos, no se puede estar en misa y repicando. En este caso hay un conflicto de intereses y hay una víctima grave, un sector del pueblo trabajador, y un verdugo, una multinacional capitalista que solo cuida sus beneficios.

6. El Ministerio de Consumo, con Alberto Garzón al frente, no ha dado aún ni una declaración al respecto de la situación. ¿Cómo se explica este silencio? ¿Acaso no es consciente de la grave situación? ¿No hay en el territorio presencia de IU que le esté trasladando la situación? La respuesta es que sí, porque hay militantes de esta organización que participan en la defensa de los intereses de los barrios, y sabemos que ha sido informado. Entonces, ¿a qué se debe el silencio? Ninguna consideración política puede justificar el silencio. De nuevo en este punto, observamos con dolor que quien habla en nombre de los de abajo, adopta la actitud de la callada ante lo que consideramos un atropello cuyos calificativos siempre se quedan cortos.

7. Instamos a todas las organizaciones que luchan al lado de quienes sufren las injusticias del sistema a posicionarse ante este problema que afecta a miles de familias obreras, y que amenaza con extenderse (como ya está ocurriendo de hecho) por la falta de inversiones en infraestructuras de energía.

Finalmente, la asamblea del encierro sigue activa y en plena actividad, con turnos rotatorios de ocupación de la instalación pública, desde donde se planifican y coordinan todas la acciones de protesta.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.