OPINIÓN DEL EDITOR DEL 03/11/2022

Lo leo en La Vanguardia de esta mañana. “Años de baja natalidad, de pérdida y envejecimiento de población, obligarán a la Unión Europea y al Reino Unido a bajar las barreras contra la inmigración. Diversos estudios demográficos, firmados por Naciones Unidas, el Centro Wittgenstein y el Centro para el Desarrollo Global, instituciones punteras en anticipar la evolución de la humanidad, afirman que la UE necesitará en las próximas décadas a decenas de millones de trabajadores para sobrevivir, y no los tendrá si no deja de ser una fortaleza contra la inmigración.”. Y digo: Como el magistrado ministro Marlaska conchavado con la UE, con el gobierno de coalición, y con Marruecos para dejar 24 migrantes jovencísimos muertos  amontonados en las puertas de las vallas asesinas del Barrio Chino de Melilla. El señor Sánchez lo mantiene en su ministerio por considerar que es proporcionado la actuación policial con resultado de 24 muertos. Alberto Revuelts

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.