OPINIÓN DEL EDITOR DEL 13:05/2022

En el  informe anual del Banco de España, se construye el retrato de las principales víctimas de la transición ecológica y digital, obligada y dolorosa transición. Se trata de los hogares con menos nivel de renta, los que residen en zonas rurales, los de menor nivel educativo, los que cuentan con mayor número de miembros o los que tienen como cabeza de familia una persona de edad media, con dificultades de trabajo y adaptación.

“Es necesario desplegar medidas públicas compensatorias, tanto por equidad como por eficiencia”, dijo el director general de Economía y Estadística del banco, Ángel Gavilán, al presentar el informe, y añadió una referencia a los chalecos amarillos que, con sus protestas en el 2018 en Francia contra el aumento del precio de los combustibles, se han convertido en símbolo universal de los riesgos del impacto asimétrico de esta transición.

El Banco de España plantea mecanismos de compensación para los ciudadanos más vulnerables y más afectados por la transición ecológica. Reconoce que no es solo por equidad, sino también por eficiencia, dado que lograr el consenso social imprescindible que puede facilitar una transformación tan profunda como esa es absolutamente necesario.

Mientras en Sevilla cerca de 560 viviendas enclavadas en las 3000 del Polígono Sur siguen sin luz y muchas sin agua desde el 26 de febrero. 250.000 bombillas en el real de la feria. El alcalde es socialista. Las viviendas las gestiona el gobierno del PP.  Alberto Revuelta

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.