OPINIÓN DEL EDITOR DEL 18/06/2022

Monseñor Luc Van Looy, obispo emérito de Gante (Bélgica), era uno de los 21 nuevos cardenales que creará el Papa Francisco y que anunció el pasado 28 de mayo. El prelado belga era a su vez uno de los cinco mayores de 80 años que recibirían la púrpura en el consistorio del 27 de agosto . Van Looy ha pedido al Papa que lo exonere de crearle cardenal, por lo que rechaza el cardenalato. El motivo es que en su opinión en el pasado no actuó de manera incisiva en los casos de abusos. Y desea así mostrar su apoyo a la lucha de las víctimas. Una de las consecuencias del indigno e inmoral silencio sistémico de los jerarcas  de la Iglesia. Habrá más. Alberto Revuelta 

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.